Los preparativos de la boda

¡Hola! Hoy regresamos a nuestro blog con una nueva entrada sobre el mundo de las bodas. Un nuevo capítulo de la serie de textos que estamos ofreciendo en este periodo de cuarentena que nos ha tocado vivir. A los posts sobre prebodas y postbodas, maestros de ceremonia y otros que puedes leer en la sección correspondiente, hoy sumamos este sobre el proceso de peluquería y maquillaje, ¡y no solo de la novia!

En esta ocasión, además de contaros cómo es nuestra manera de enfocar los preparativos, hemos querido invitar a Susana y Lorena de Negro y Plata para que nos den una pincelada de su proceso creativo cuando reciben una boda. Para ellas, “lo más importante es transmitir a cada novia en el día “b” tiene que ser “ella misma”. Que se case como ella siempre había soñado y luego nosotras nos encargamos de adaptar lo que nos pide a las últimas tendencias”.

susana-negro-y-plata

Con Susana, Lorena y su equipo pudimos trabajar codo en codo en una de nuestras últimas bodas de 2019, una mañana de “fiestas del Pilar” en la que Rocío y Miguel Ángel dieron el paso más importante de sus vidas.

La unión entre novios y estilista

Además, nos cuentan que “algo a lo que también damos mucha importancia es a los lazos que se crean entre la novia y su estilista. Desde el día que una novia se decide por nosotras hasta el día que se casa son muchos los detalles que hay que ir atando. El tocado, la posibilidad de velo, los peinados de las invitadas más cercanas (para no coincidir con ella), el maquillaje y un largo etc”.

Del mismo modo, como fotógrafos de boda, consideramos que los preparativos previos a todo a la ceremonia son un momento inolvidable. Para nosotros son una preciosa fuente de momentazos que deben ser guardados con el mismo empeño que muchos otros con más “relumbre”. Por ejemplo, esa primera mirada de un padre mientras maquillan a su hija, o ese momento en el que una abuela sujeta el velo de su nieta son verdaderas joyas.

mirada de padre a novia

La organización de un día de boda

Así pues, nuestro trabajo arranca desde primera hora de la mañana si estamos ante una boda de mediodía o sobre las 14:00 horas si se trata de una boda de tarde. A la hora de organizar los preparativos, nuestras parejas nos indican los horarios que los profesionales han establecido y hacemos un plan detallado. Habitualmente, nuestra primera parada es la peluquería de la novia, donde nos gusta retratar esos primeros nervios e incertidumbres. En este tramo de la boda buscamos la autenticidad, la frescura del momento, las emociones y todo aquello que transmita el estado de ánimo de la novia. Obviamente, ella está sin maquillar y sin pintar, por lo que trabajamos con planos más abiertos y focalizados en los sentimientos.

Para nosotros es muy importante que ese tramo sea real. Por eso mismo, siempre pedimos a las personas a cargo del maquillaje y peluquería que nos den tiempo suficiente para capturar el momento verdadero. Alguna vez se nos ha sugerido hacer las fotos cuando la novia ya está maquillada, algo que choca frontalmente con nuestra idea de fotografía documental. Consideramos que, en este tramo, más que nunca, debe primar el realismo.

El novio también

Pero no solo la novia es sujeto de nuestras fotos en sus preparativos. A lo largo de 2019 también tuvimos el placer de acompañar a dos chicos, Juan por una parte y Álex por otra, en su ratito de peluquería y barbería. Entendemos que el novio también debe tener su cuota de protagonismo y por eso nos gusta dar un papel amplio a sus “ajustes”. Son muy diferentes, más divertidos, tal vez, pero igualmente interesantes. Un buen grupo de amigos acompañando al novio puede ser perfecto para lograr un recuerdo único. Lo importante ya no serán las fotos, sino el momento que nuestro chico habrá vivido con sus amigos.

fotos creativas de boda

El brillo en los ojos

Así pues, durante todo el proceso de preparación irán sucediendo cosas importantes y emocionantes. Además, queremos capturar esa pequeña tensión, esa ilusión y esa chispa que brilla en los ojos de todas las parejas en los momentos previos a su gran día. Sin duda, se trata de algo que merece ser la pena recordado.

¡Y hasta aquí esta entrada sobre los preparativos! Hoy agradecemos a Susana su aportación en el texto y os animamos a que echéis un vistazo a su trabajo. Os dejamos los links aquí abajo. Mientras tanto, os seguimos pidiendo que os cuidéis mucho y que os mantengáis animados. ¡Ya queda menos!

Raquel y José Manuel

Si lo deseas, puedes pinchar aquí para leer más historias como esta en mi Blog de Fotógrafo de boda 

También puedes regresar a la página de inicio, en la que encontrarás más información de mi trabajo como fotógrafo de boda