Los regalos en una boda

Seguimos con este proyecto especial en el que queremos aportar nuestro granito de arena a las parejas que se van a casar. Como sabéis, estamos creando contenido especial sobre el mundo de las bodas en estos días de aislamiento por el dichoso Covid-19.

Hace unos días os hablamos sobre las fotos de invitados, y hoy llega otro tema estrella: los regalos. En aquellas líneas partíamos de unas preguntas que también podemos extrapolar a este tema: ¿Cuándo? ¿Dónde? Y ¿Cómo?

Lo primero que debemos decir es que la tendencia (al menos en Aragón) a la hora de entregar regalos ha variado considerablemente en los últimos años. En 2016 era común asistir a bodas en las que se daban los regalos al terminar el convite. La tendencia también era dar muchos regalos, a mucha gente, y hacerlo todo con mucha ceremonia y vistosidad. Estamos seguros de que todos los que nos leéis habéis estado en una boda así. Nuestra modesta opinión es que esto resulta muy divertido y entrañable para quien da y recibe regalos, pero también hemos llegado a ver gestos de cansancio y aburrimiento entre las personas que están más ajenas a este ritual.

regalos de boda

Por ese motivo, creemos que muchas parejas decidieron ir cambiando esta tendencia, y así lo notamos en 2018 y 2019. Estadísticamente, podemos asegurar que cada vez se dan menos regalos, o al menos se hace de una manera más fluida. La lista de personas a agasajar siegue siendo parecida: padres, abuelos, hermanos, personas muy especiales, próximos novios, embarazadas y cumpleañeros. Si alguien ha oficiado la boda también suele recibir un regalo.

En el cóctel, cada vez más de moda

Con esa lista, no es difícil imaginar lo que puede suceder si dejamos todos los regalos para el final del banquete. Hemos llegado a estar en bodas en las que el proceso ha durado casi dos horas.

La primera medida que toman muchas parejas es dejar regalos en los platos. De ese modo, cuando la persona que va a recibir el regalo entra en el salón se lleva la sorpresa y tiene su presente. Esto es muy común para entregar regalos a embarazadas, próximos novios o amigos. También hemos visto bodas en las que este tipo de regalos se entregan durante el cóctel de una manera más discreta y fluida. Es una buena opción.

Los cumpleañeros se siguen haciendo en el momento postre, básicamente porque se suele dar un trocito de tarta o el propio postre de la boda con una vela. Al haber agilizado los regalos anteriores suele ser poco relevante.

amigos boda Zaragoza

De este modo, los únicos regalos que quedan por entregar son los de las personas más cercanas. Padres, abuelos, hermanos, etc. Estos regalos se siguen entregando durante el convite. Aquí, el primer punto a tener en cuenta es la normativa de cocina. Hay lugares que solo permiten entregar regalos tras el postre para evitar problemas con las temperaturas de cocción y la salida de platos. Antes de planificar nada habrá que hablar con el cáterin.

Las normas del cáterin

Hemos visto bodas con flexibilidad en este aspecto y parejas que, para agilizar, han decidido dar los regalos a los padres nada más entrar al salón, antes de servir el primer plato. Entre platos hemos visto entregar regalos a hermanos y abuelos, de manera que toda la ceremonia de entrega se ha realizado de una manera simple, fluida y llevadera.

Respecto al cómo, aquí ya nos remitimos, una vez más, a vuestra personalidad. Debéis buscar esa conexión especial con las personas a las que vais a ofrecer el regalo, una canción, un gesto o algo entrañable. Hemos visto entregar regalos en patines, con las luces apagadas y de mil modos más. Os animamos a ser originales.

boda en Zaragoza

Hasta aquí el repaso por la entrega de regalos. Algo que no debéis olvidar es que, a buen seguro, vosotros no vais a ser los únicos en entregar regalos. Es más que factible que vuestros amigos preparen alguna broma, de modo que eso también dilatará el momento café. Si pare entonces ya tenéis entregados vuestros regalos haréis la boda más dinámica y ligera.

¡Nada más! Esperamos que os haya gustado la entrada. Pronto volveremos con otro texto que esperamos también os sea de utilidad. ¡Seguimos aceptando sugerencias!

Raquel y José Manuel

Si lo deseas, puedes pinchar aquí para leer más historias como esta en mi Blog de Fotógrafo de boda 

También puedes regresar a la página de inicio, en la que encontrarás más información de mi trabajo como fotógrafo de boda