Un color para vuestra boda

¡Hola! Hoy volvemos al blog para ofreceros nuestro punto de vista sobre un tema relacionado con el mundo de las bodas. Concretamente, hoy nos vamos a meter en un asunto tan apasionante como extenso: la decoración. En primer lugar, debemos aclarar que nos es imposible profundizar completamente sobre algo tan inabarcable en tan pocas líneas y con nuestra poca formación en dicha materia. Hablar sobre toda la decoración de un evento merece un libro completo.

Sin embargo, hay un punto en el que sí podemos aportar algo de nuestro conocimiento, y no es otro más que el color. Como creadores de imagen, tenemos formación y amplia experiencia a la hora de gestionar colores y entendemos perfectamente las implicaciones que tienen cada uno de ellos.

Como en cada aspecto de una boda, el primer punto que debe tener en cuenta la pareja es hasta que nivel está dispuesta a personalizar su boda. Como es lógico, una mayor personalización requiere un esfuerzo mayor; sin embargo, en contra de la creencia popular, debemos decir que en muchas bodas hemos visto grandes personalizaciones con un presupuesto ajustado. Finalmente termina siendo un ejercicio de creatividad e imaginación que muchas novias y novios solventan sin desembolsar grandes cantidades de dinero. No obstante, el presupuesto que se maneje para la decoración será una línea que no se deberá cruzar.

el tocador de la novia weddign planner

La coordinadora de bodas

También existe la opción de contar con el trabajo de una Wedding Planner. No hay duda de que esto incrementará el presupuesto, pero tampoco se puede negar que el resultado final será simplemente espectacular. Como profesionales del sector, las coordinadoras de boda aportan experiencia, ideas y tendencias a todo lo que rodea el gran día de una pareja. Además, ellas están en contacto directo con decenas de proveedores, lo que os quita de preocupaciones y dilemas.

De un modo u otro, deberéis tener claro que una vez que asumís la decoración de vuestra boda ya empezáis a vivirla. Al imaginar cada detalle, cada rincón y cada sorpresa empezáis a notar la emoción y el cosquilleo. Muchas parejas deciden hacer ellas la decoración por el simple hecho de vivir ese proceso.

A la hora de preparar una decoración, una de las cosas que se debe tener en cuenta es el color de la misma. Vivimos en una era absolutamente visual en la que las emociones son transmitidas por el color de los elementos que nos rodean. Para tus invitados y en el resultado final de tus fotos, una coherencia visual de colores será garantía de éxito.

Saber el tipo de boda

Lógicamente, los primeros puntos a tener en cuenta son: la estación del año en la que se celebra la boda, el sitio en el que se celebra la boda y el tipo de boda. No hace falta decir que no es lo mismo una celebración de invierno, de corte clásico en el Gran Hotel de Zaragoza, que una boda de verano en una finca rústica con un ambiente más familiar.

Cada uno de los colores implica un tipo de sensaciones. El azul, por ejemplo, nos evoca finura, elegancia y, a pesar de ser un tono frío, sirve como elemento de sofisticación. Por su parte, los tonos más cálidos como el rojo o el amarillo nos llevan a la pasión, el amor o la vida. La teoría del color es igualmente inabarcable y, creemos, tampoco es necesario hacer un curso de dicha materia para decorar un evento.

lecumberri atelier

Así pues, el primer paso debería ser elegir un color que se adapte a nuestros gustos y a nuestra boda, y empezar a construir desde ahí los tonos de la decoración. Hay parejas y tendencias que hablan de elegir dos colores, incluso dos colores opuestos, siendo de este modo más complicado conseguir un equilibrio y una buena combinación. En ambos casos, tanto si se elige un color como si se eligen dos, el siguiente paso sería elegir una paleta de colores. Una de las mejores herramientas para esto es Pinterest, donde podemos encontrar centenares de paletas según nuestra búsqueda. Incluso podemos buscar paletas de colores por estaciones o, si vamos más allá, paletas de colores para bodas. Pinterest puede ser vuestro mejor aliado a la hora de preparar una boda. ¡Os lo recomendamos!

El color perfecto

Así pues, para lograr una línea visual coherente, una vez que tengamos todos los colores y los tonos que los van a complementar, deberemos aplicarlo a cada uno de los detalles de nuestra boda. No olvidéis que, cuanto más vayáis al detalle, mayor éxito visual tendréis. Las invitaciones, el sello, mantelería, ramo de la novia, decoración floral, zapatos (si optáis por colores), el Candy bar, los detalles… Aplicar un color de vuestra paleta será siempre un acierto.

Hasta aquí nuestra opinión sobre el mundo del color en una boda. Como veis, es un aspecto mucho más extenso de lo que se puede pensar en un principio, y es algo que puede dar ser el primer punto ganador en vuestro gran día. No obstante, no debemos olvidar que una boda es un evento para celebrar, para pasarlo bien y para ser felices. No dejéis que la elección de un color, de un mantel o de unas flores os creen quebraderos de cabeza. Los preparativos de una boda también hay que vivirlos intensamente y recordarlos con cariño. Se trata de disfrutar.

Raquel y José Manuel  

Si lo deseas, puedes pinchar aquí para leer más historias como esta en mi Blog de Fotógrafo de boda 

También puedes regresar a la página de inicio, en la que encontrarás más información de mi trabajo como fotógrafo de boda