Postboda en Teruel, Blesa

Hoy os presentamos una entrada de una Postboda en Teruel, concretamente en un pueblecito muy coqueto llamado Blesa. Hasta allí viajamos con Vanesa y Félix, una maravillosa pareja a la que tuvimos la suerte de acompañar en su gran día a finales de agosto. (Puedes ver las fotos pinchando en este enlace). Por diferentes motivos, su postboda se tuvo que retrasar hasta el mes de noviembre y, cosas de la vida, puede que nos encontrásemos ante uno de los días más fríos del año. Su boda, que había sido una de las más calurosas de 2019, ahora tenía un gélido contrapunto.

Afortunadamente, hacer una postboda en Teruel no tiene los mismos riesgos, en lo que a sensación térmica se refiere, que la provincia de Zaragoza. Si en nuestra ciudad tememos el viento por castigo, en el sur de nuestra comunidad este problema no es tan frecuente. Frío sí, mucho y muy seco, incluso había nevado días antes en Blesa, pero nada de cierzo. En consecuencia, bien abrigados y con varias capas de ropa (tanto novios como fotógrafo) nos aventuramos a dar forma a esta postboda en Teruel.

Frío muy intenso

De una manera premeditada, empezamos el reportaje con una tanda de fotos en la casa familiar de Félix. Con mucha solera y el indudable aroma a casa de pueblo de toda la vida, este lugar nos desveló algunos rincones muy especiales, por lo que comenzamos a disparar con los dedos todavía entumecidos. Con la ayuda del flash buscamos la calidez que no teníamos en el cuerpo, y es que, a pesar de estar en interiores, el frío era considerable.

Poco a poco nos fuimos olvidando de la temperatura y conseguimos entrar en materia. Una vez en la calle paseamos por Blesa en busca de lugares especiales, bonitos y con sol. En estos puntos pedíamos a la pareja que se abrigase mutuamente, logrando una profunda sensación de cariño en la foto. ¡El cariño se transmite mucho mejor con frío que con calor!

De paseo por Blesa

En una zona abrigada cumplimos con una foto que los amigos de la pareja habían “exigido” para dar su regalo. Por su parte, el sol iba quedando oculto tras unas feas nubes; desafortunadamente, hasta aquí llegó el color, el contraste y la ayuda del Astro Rey. En este punto del día la Postboda en Teruel quedo sometida bajo unas nubes que, aunque sin agua, sí daban otra ambientación a las fotos.

Tras un pequeño parón para comer y coger fuerzas retomamos el hilo y visitamos los últimos rincones de Blesa: una zona elevada con una panorámica del pueblo y un enorme árbol en mitad de un campo de cultivo eran los escenarios que cerraban la Postboda en Teruel.

De vuelta a casa

Una vez concluido el reportaje, regresamos a casa y fuimos entrando en calor con el paso de los kilómetros. Había sido duro, especialmente para Vanesa y Félix, pero había merecido la pena.

Sin duda, hoy debemos agradecer especialmente a la pareja su estoicismo para gestionar el frío, su valentía para hacer la sesión y su simpatía a pesar del tiempo. ¡Sois geniales!

Al resto, muchas gracias por leer, comentar y/o compartir la entrada.

Raquel y José Manuel

Si lo deseas, puedes pinchar aquí para leer más historias como esta en mi Blog de Fotógrafo de boda 

También puedes regresar a la página de inicio, en la que encontrarás más información de mi trabajo como fotógrafo de boda

Puedes ver el resumen en forma de Slideshow a continuación:

postboda Zaragoza
postboda pueblo
postboda en Teruel
postboda en el campo
postboda natural
novios postboda
postboda en Blesa
postboda teruel
postboda creativa
postboda bonita
thrash the dress
postboda diferente
postboda en Teruel Blesa
postboda original Zaragoza
Postboda con frio
postboda en Blanco y Negro
Postboda luz bonita
postboda en Zaragoza creativa
postboda en el rio
postboda anochecer
postboda en teruel españa
blesa